RUTINA DE EJERCICIO POR TRIMESTRE

Sabemos que existen varios mitos sobre la práctica de deporte durante el embarazo. ¿Es bueno? ¿Malo? ¡Sigue leyendo y resuelve tus dudas!

Según diferentes estudios realizados por expertos como por ejemplo la Clínica Mayo, hacer ejercicio disminuye el dolor de espalda, beneficia al parto y hace que la pérdida de peso después del parto sea más rápida.

Por eso mismo, a continuación os dejamos una rutina por trimestre:

De 1 a 3 meses

En estos tres meses existe un riesgo de aborto. Para no afectar el desarrollo del bebé, se deben de realizar ejercicios que no requieran mucho esfuerzo.

Es recomendable realizar ejercicio cardiovascular. Salir a caminar 30 minutos al día o hacer bicicleta sin resistencia. Si se quieren mantener unos brazos firmes, se pueden utilizar mancuernas de unos 5kg y usarlas al mismo tiempo que se camina.

De 3 a 6 meses

Durante estos meses se pueden realizar ejercicios con un poco más de resistencia (pero sin abusar). Lo más recomendable en esta etapa es hacer natación. Es un ejercicio muy completo y la resistencia que se practica no pone en riesgo ni la salud del bebé ni la de la madre.

Se recomienda nadar una media hora diaria y hacer un calentamiento de una duración mínima de 5 minutos para evitar calambres.

De 6 a 9 meses

En esta etapa se debe evitar hacer deportes que impliquen algún cambio de dirección, ya que se puede llegar a perder el equilibrio y caer. Se debe tener en cuenta que el vientre ha crecido mucho más.

Es recomendable hacer ejercicios aeróbicos de impacto bajo. Se puede acudir a clases light de baile, sin realizar movimientos bruscos o saltos. También se recomienda realizar actividades cardiovasculares, como ir en bicicleta o salir a correr. Es importante no hacer muchos esfuerzos para que el cuerpo no se haga daño y el organismo no resienta el esfuerzo de más.

En este período es muy importante mantener una alimentación equilibrada, ya que se está comiendo por dos personas y al practicar deporte se debe comer más proteína e hidratarse.

También cabe destacar que existe el yoga prenatal para todas las etapas del embarazo y no estaría de más practicarlo para tener una rutina más completa.

Una vez explicado esto, solo nos queda animarte para que practiques alguno de estos ejercicios algún día. ¡Nos leemos pronto!